Cabellos y piscina; evita que tu amado cabello se dañe

Ya comenzó la temporada de piscinas y uno de los mayores inconvenientes es, sin lugar a dudas, que nuestro cabello se estropee mas de la cuenta. El sol y el cloro son dos agentes externos muy dañinos y pueden impactar negativamente a corto plazo en nuestro cabello. Por eso, la pregunta que nos debemos hacer es: ¿qué hacer para que mi cabello no se dañe y reseque si voy a la piscina?

Bueno, antes debemos explicarte algunos conceptos para que conozcas más tu cabello. 

La porosidad del cabello es la capacidad de absorber líquidos, mientras más dañado, más poroso es nuestro cabello y más capacidad tiene de absorber agua, como si fuese una esponja. La absorción de agua produce un hinchamiento de la fibra con un incremento de un 15-20 % en el diámetro. Un cabello decolorado, con mechas, teñido o canoso es en si un cabello poroso, por lo que está más propenso a dañarse.

La absorción de agua y el hinchamiento de la fibra dependen del pH. Un pH entre 7,2 y 7,6 de una piscina, provoca que las cutículas del cabello se abran y favorece la absorción de agua con cloro de la fibra capilar.

 

Entonces... ¿Qué puedo hacer?

  1. Idealmente, si puedes, usa una gorra o evita sumergir tu cabellera en el agua clorada.
  2. Si usas gorra, antes de ingresar al agua puedes aplicar el acondicionador sólido Slow Natural para proteger tu cabello, los aceites del acondicionador te protegerán .
  3. Si no usas gorra, moja bien tu cabello antes de ingresar al agua, satúralo con agua dulce (no de la piscina) para que absorba el máximo de agua posible y no absorba el agua clorada de la piscina.
  4. Y luego al salir de la piscina, enjuaga tu cabello agua dulce, así eliminaremos cualquier residuo de cloro y evitaremos la pigmentación verdosa del cabello.

 

Y como recomendación usa nuestro rico shampoo sólido en barra “Hibiscus” que es ideal para el cabello tratado, con mechas, decolorado y/o dañado. Gracias a la acción de Kerarice, que es un ingrediente activo vegetal obtenido del grano de arroz, puedes proteger tu color y la fibra de la radiación solar, hace que la queratina de tu cabello no se dañe, además fortalece y recupera el brillo de tu cabello. Es un shampoo foto-resistente e ideal para cabellos coloreados y muy sensibilizados al sol, el cloro o la sal. Tiene propiedades reparadoras que son capaces de reconstruir los cabellos más frágiles y dañados tras procesos químicos.

Ahora ve, disfruta el verano y date el anhelado chapuzón en la piscina sin miedo al daño en tu amado cabello.

 

Créditos imagen: halayalex1-freepik

enero 13, 2022